Back to Blog List

Cómo controlar el asma de su hijo

julio 23, 2020

Escrito por Clara Cabanis, Senior Manager, CCHA Strategy & Performance Management

Clara Cabanis

Si su hijo sufre de asma, usted no está solo. Según la Asthma and Allergy Foundation of America, 6.2 millones de niños en Estados Unidos han sido diagnosticados con asma.

El asma infantil puede controlarse bien, pero saber cómo establecer una mejor alianza con su pediatra puede requerir tiempo, paciencia y mucha comunicación de calidad. Estos son algunos consejos de KidsHealth.org para controlar eficazmente el asma de su hijo con la ayuda de su proveedor de cuidados médicos.

  • Prepare un plan y sígalo. Su hijo debe contar con un plan de acción para el asma. Estas instrucciones escritas del médico brindan indicaciones claras, paso a paso, sobre qué medicamentos tomar y cuándo, cómo evitar los factores desencadenantes, qué hacer entre ataques y cómo reconocerlos y controlarlos si ocurren.
  • Administre los medicamentos tal como se recetaron. La mayoría de los niños con asma necesitan tomar medicamentos. Algunos son medicamentos diarios (llamados medicamentos de control de largo plazo) para ayudar a evitar que las vías respiratorias se irriten. Otros se usan solo durante un ataque para contribuir a despejar las vías respiratorias (medicamentos de alivio rápido). La mayoría de los medicamentos requieren el uso de un nebulizador o inhalador para ayudar a que lleguen a los pulmones. Algunas veces los medicamentos se administran en forma de píldora o líquido. El médico le dirá qué medicamentos necesita su hijo y cómo tomarlos.
  • Identifique y evite los factores desencadenantes. Los factores desencadenantes son cosas que pueden irritar las vías respiratorias y provocar un ataque de asma. Los más comunes son los alérgenos, como el polen y el moho, los cambios climáticos y las infecciones virales (como el resfriado común). Descubrir los factores desencadenantes de su hijo puede requerir algo de trabajo de detective, pero vale la pena. El médico también puede ayudarle, por ejemplo, puede evaluar a su hijo para detectar alergias si cree que le empeoran el asma. Cuando conozca los factores desencadenantes de su hijo, ayúdele a evitarlos al máximo posible.
  • Asegúrese de que su hijo reciba la vacuna anual contra la gripe. La vacuna contra la gripe se recomienda para todos los niños, especialmente aquellos con asma. Si los niños con asma contraen la gripe, corren el riesgo de sufrir ataques de asma y desarrollar una enfermedad más grave.
  • Use herramientas cuando sea necesario. Una forma para predecir si un ataque viene en camino es usar herramientas para el asma, como un diario del asma y un medidor de flujo máximo. El diario le ayuda a hacer un seguimiento de los síntomas del asma de su hijo (cuando ocurren), la necesidad de medicamentos y más. Puede ayudarle a conocer las señales de alerta temprana de su hijo y puede permitirle al médico de su hijo ver qué tan bien funciona el tratamiento.

    Un medidor de flujo máximo es una herramienta portátil que mide qué tan bien su hijo puede expulsar el aire de los pulmones. Puede determinar si las vías respiratorias se están estrechando y bloqueando, y si su hijo está en riesgo de sufrir un ataque de asma.
  • Conozca los signos de un ataque de asma. Después de que su hijo haya tenido varios ataques de asma, usted podría comenzar a identificar cuándo ocurrirá el siguiente. Las señales de advertencia temprana pueden ayudarle a detectar un ataque de asma horas o incluso un día antes de que comiencen los síntomas obvios (como sibilancia y tos). Los niños pueden tener cambios en su aspecto, su estado de ánimo o su respiración, o se quejarán de tener una sensación extraña. Asegúrese de conocer los signos de su hijo y esté listo para ajustar los medicamentos o administrárselos, según sea necesario.
  • Sepa qué hacer en caso de un ataque severo. Sepa cuándo los síntomas de su hijo requieren atención médica o incluso acudir a la sala de emergencia (ER). Siempre tenga a mano un medicamento de alivio rápido en caso de que su hijo lo necesite; todos los que cuidan de su hijo (maestros y entrenadores) también deben saber cuándo y cómo administrar el medicamento.
  • ¿Cuándo ir al médico? Las personas con asma deben consultar a su proveedor de cuidados médicos sobre el asma al menos una vez al año y con mayor frecuencia si tienen síntomas. Llame a su proveedor de cuidados médicos cuando: se sienta débil o mareado, tenga problemas con las actividades de rutina, tenga tos que no desaparece, tenga sibilancia cuando inhala o exhala o la sibilancia empeora después de tomar el medicamento.

Ayude a sus hijos a controlar efectivamente el asma programando una cita con su pediatra al menos una vez al año

Los coordinadores de cuidados de Colorado Community Health Alliance (CCHA) pueden ponerse en contacto con un proveedor, evaluar sus necesidades y obtener acceso a recursos para ayudarle a administrar la salud de su familia.

Llame a los Servicios de ayuda para miembros de CCHA

303-256-1717 | 719-598-1540 | 1-855-627-4685 (TTY 711)

Lunes a viernes, de 8 a.m. a 5 p.m.

CCHAcares.com