Back to Blog List

Mes de concientización sobre la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD): síntomas, causas y tratamiento

noviembre 30, 2020

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD, por sus siglas en inglés) es una de las principales causas de muerte en Estados Unidos y afecta a más de 16 millones de estadounidenses y a millones más que no saben que la padecen.

El diagnóstico de la enfermedad, que incluye enfisema y bronquitis crónica, conlleva muchos desafíos físicos y emocionales. Sin embargo, con un tratamiento adecuado, la mayoría de las personas con COPD pueden lograr un buen control de los síntomas y una buena calidad de vida.

¿Cree que puede tener COPD?
Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la principal causa de la enfermedad es el humo del tabaco, por lo que si fuma o fumaba antes, corre un mayor riesgo de padecer COPD. La exposición a la contaminación del aire en el hogar o en el trabajo, los antecedentes familiares y las infecciones respiratorias como la neumonía también aumentan su riesgo.

Los signos y síntomas comunes de la COPD incluyen:

  • Tos constante, a veces denominada "tos de fumador".
  • Dificultad para respirar mientras realiza actividades cotidianas.
  • Incapacidad para respirar con facilidad o profundamente.
  • Exceso de mucosidad en forma de esputo (flema) al toser.
  • Tono azulado en los labios o lecho de las uñas.
  • Infecciones respiratorias frecuentes.
  • Falta de energía.

Es posible tener COPD pero no notar síntomas hasta que la enfermedad se encuentra en su etapa moderada. Si en la actualidad usted fuma, o ha fumado en el pasado, si ha estado expuesto a irritantes pulmonares dañinos durante un período prolongado, o si tiene antecedentes familiares de esta afección, es importante que le pregunte a su médico si debería hacerse una prueba de espirometría no invasiva para medir cómo funcionan sus pulmones.

¿Cómo se trata la COPD?
Las opciones de tratamiento que su médico podría considerar incluyen:

  • Dejar de fumar: para las personas que fuman, el aspecto más importante del tratamiento es dejar de fumar.
  • Evitar el humo del tabaco y otros contaminantes del aire en el hogar y en el trabajo.
  • Medicamentos: los síntomas como tos o sibilancia pueden tratarse con medicamentos.
  • Rehabilitación pulmonar: su médico podría recomendarle un programa de tratamiento personalizado que le enseñe a controlar los síntomas de la enfermedad para mejorar su calidad de vida. Los tratamientos pueden incluir aprender a respirar mejor, cómo conservar su energía y consejos sobre alimentación y ejercicio.
  • Evitar infecciones pulmonares: las infecciones pulmonares pueden causar problemas graves en personas con COPD. Ciertas vacunas, como las vacunas contra la gripe y la neumonía, son especialmente importantes para las personas con esta enfermedad. Obtenga más información sobre las recomendaciones de vacunación. Las infecciones respiratorias deben tratarse con antibióticos, si corresponde.
  • Es posible que se necesite oxígeno suplementario con un tanque de oxígeno portátil si los niveles de oxígeno en sangre están bajos.

CCHA está aquí para usted.

Los coordinadores de cuidados de CCHA pueden ayudarle a encontrar un proveedor y otros recursos para su salud.

Llame a los Servicios de ayuda para miembros de CCHA

303-256-1717 | 719-598-1540 | 1-855-627-4685 (TTY 711)

Lunes a viernes, de 8 am a 5 pm

Comuníquese con los servicios de ayuda para miembros de CCHA.